El Poder del Conocimiento: construcción de la iglesia Nuestra Señora de Altagracia

El Poder del Conocimiento: construcción de la iglesia Nuestra Señora de Altagracia

Amanda Saldivia.-

Altagracia de Orituco tiene más de 300 años de historia y a la par de su evolución, también las construcciones han sido modificadas. Entre ellas está la Iglesia Nuestra Señora de Altagracia, la cual de acuerdo a registros de historiadores pasó de ser una precaria edificación con techo de paja, al templo de tres naves divididas por columnas, tal como la conocemos hoy en día.

Llegar a los datos no fue tarea fácil para los investigadores. El Dr. Carlos López Garcés, en su libro Tiempos Coloniales de Altagracia de Orituco, por ejemplo, afirma que la primera iglesia no estaba ubicada donde la conocemos actualmente, sino en el piedemonte de la Serranía del Interior, en la margen occidental del río Orituco, sitio que se denominaba la Mesa de los Guaiqueríes, en frente de la montaña Sepipo, porque ahí se ubicó Altagracia inicialmente.

Como argumento, cita al obispo Martí, quien describe que la iglesia de esta región es “cobijada de cogollo”, paredes de bahareque, que tiene de doce varas de largo y siete de ancho, con sacristía contigua de tres varas, dato que corresponde a junio de 1704, cuando el pueblo estaba del otro lado de río.

Posteriormente, hubo la reubicación del poblado hacia el este y el 15 de julio de 1726 documentos respaldan que había una iglesia nueva, “de buen maderaje, cubierta de un lado de palma y del otro de cogollo, de treinta y una varas de largo y diez de ancho”.

Con ese dato el Dr. López Garcés, infiere que el templo ya estaba en el sitio donde lo conocemos, porque para 1777 hay evidencias de que techo de paja fue sustituido por tejas, sobre obra limpia, paredes dobles de bahareque, fachada de adobones y piso de ladrillos.

Sin embargo, los cambios prosiguieron, porque prácticamente 100 años después, en la década de 1880-1890 y producto de la bonanza económica que generó el cultivo del café, a los pobladores de esta tierra los invadió la modernización.

Así lo apunta el historiador Pedro Calzadilla Álvarez, quien en su obra El Valle de Orituco, 300 años de historia, afirma que se construyó la nueva iglesia donde estuvieron las otras dos y que la obra comenzó en el año 1882 y concluyó en 1894.

Así que la iglesia Nuestra Señora de Altagracia tiene más de 128 años de construida y se le realizaron modificaciones a finales de los años 50, inicio de los 60. Datos interesantes que nos aportan ambos historiadores y que nos permiten valorar el patrimonio cultural de esta tierra orituqueña.

Ese fue el tema desarrollado durante la semana, en la serie de micros El Poder del Conocimiento, iniciativa de la empresa Promasorca para enriquecer los saberes con historias, curiosidades y anécdotas interesantes de esta región orituqueña y del mundo.

@amandasaldivia

Written by:

1.045 Posts

View All Posts
Follow Me :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: