Forjadores de Progreso: Juan Vicente Mendoza Fernández

Forjadores de Progreso: Juan Vicente Mendoza Fernández

Amanda Saldivia.-

La décima tercera entrega de Forjadores de Progreso, iniciativa de Promasorca como parte de la celebración del 25 aniversario, está dedicada a distinguir a Juan Vicente Mendoza Fernández, contador público, telegrafista, político, locutor, poeta, topógrafo y quien además diseñaba planos de viviendas, motivo por el cual su viuda, la educadora Adina Fernández, no dudo en calificarlo de polifacético, al conversar con ella para indagar sobre la vida de este orituqueño, que nació en Altagracia el 6 de mayo de 1925.

La primera vez que la joven Adina escuchó a quien sería su esposo 10 años después, fue a través de los parlantes de la Voz de Orituco, primera emisora local fundada por Don Guillermo Hurtado, la cual estaba ubicada en la calle Chapaiguana de Altagracia. No solo tenía el rol que conocemos de locutor, sino también interpretaba personajes de una radionovela que formaba parte de la programación de esa estación.

La militancia política de Juan Vicente Mendoza Fernández en el partido URD, lo llevó al Concejo Municipal y presidió esa cámara en dos períodos, lapsos en los cuales se construyeron tres espacios públicos, las plazas Chapaiguana y Pellón y Palacios de la calle Vuelvan Caras y la Dr. Benito Gutiérrez López de Ipare. Igualmente se pavimentaron calles y se construyó el auditorio de la escuela Abelardo Méndez de Camoruco.

Cuentan que su casa, cercana a la sede de la municipalidad, se transformaba dos veces a la semana en el lugar a donde acudían quienes necesitaban ayudas en medicinas, para enterrar a familiares o para la reparación de viviendas.

Su faceta política lo llevó más allá de su terruño orituqueño, fue diputado al Consejo Legislativo del Estado Guárico y al Congreso Nacional, llegó a ser gobernador encargado y presidente de Fundaguárico en los años 80, cargo que le permitió apoyar proyectos de construcción de viviendas en Altagracia, en la urbanización El Diamante y Ezequiel Zamora.

La obra más importante de este orituqueño, la muestra de amor hacia el prójimo y particularmente hacia los niños en situación de abandono o de escasos recursos, fue la Granja Eloi, ubicada en Ipare. El señor Juan Vicente, junto a otros gracitanos distinguidos, como lo fueron el señor Cruz Delgado y Teodomiro Castro, espiritistas, que seguían la doctrina de Joaquin Trincado, fundaron en la década de los 70 una granja que todavía está en el recuerdo de muchos hijos de esta tierra, por el impacto que tuvo y porque la población se unió en torno a esta noble causa.

La Granja Eloi era un internado que recibía a niños y niñas de todo el país. Contaba con extraordinarias instalaciones que incluían talleres de carpintería, de corte y costura, canchas, escuela, tenía personal médico, enfermeras, maestros, terreno para la siembra, todo para el bienestar de los más vulnerables, esos niños que ya en edad adulta reconocen la educación integral que recibieron.

Porque se distinguió como político, porque desde ese rol impulsó el desarrollo de esta región, porque se destacó como profesional de la contaduría pública, porque fue fundador y director de la Granja Eloi, uno de los proyectos más importantes para la época en el ámbito de la educación y protección de los niños, porque en vida recibió la visita de profesionales de distintas ramas, quienes estuvieron internados en la granja y regresaron a Altagracia para agradecer el apoyo que recibieron, porque aun después de haber fallecido sigue ese reconocimiento a la labor como director de esa institución, el señor Juan Vicente Mendoza Fernández forma parte de Forjadores de Progreso.

@amandasaldivia

En nuestro canal de YouTube el micro dedicado a Juan Vicente Mendoza Fernández.

Written by:

741 Posts

View All Posts
Follow Me :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: