El Poder del Conocimiento: De quiénes eran las casas del gobierno municipal

El Poder del Conocimiento: De quiénes eran las casas del gobierno municipal

Amanda Saldivia.-

Al frente de la plaza Bolívar de Altagracia de Orituco están dos casas que datan del siglo XIX y que son sede del gobierno municipal. Resulta interesante conocer quiénes las construyeron y cuál era su uso.

Esos datos interesantes los aporta el Dr. Carlos López Garces, cronista del municipio José Tadeo Monagas, quien en un trabajo titulado Casa del Gobierno Municipal en Orituco, publicado en el año 2017, reseña que una de ellas, la más grande de columnas al frente fue construida por Nicolás de Cerpa, para usarla como residencia familiar.

Sin duda una enorme casona, de más de mil metros cuadrados de construcción, con mucha historia, que para el 31 de mayo de 1864 ya era propiedad de la municipalidad. El cronista cita que fue Casa de Gobierno desde el 27 de septiembre de 1870, cuando Altagracia fue establecida como capital ejecutiva del departamento Cedeño, nombre que tuvo esta región. Allí estaba la prefectura y la comandancia militar ejercida por el general Carlos Pinto, oriundo de El Sombrero.

De la segunda casa, el cronista Carlos López Garces escribió que no hay datos precisos sobre el origen, solo que ya existía en la segunda mitad del siglo XIX, edificada en un terreno de casi 600 metros cuadrados y que su uso también fue familiar.

En ella vivió el Dr. Pedro María Arévalo Cedeño, médico que nació en Valle de la Pascua y que se radicó en el Orituco. A él lo recuerdan como un ciudadano ejemplar, miembro de la Academia Nacional de Medicina, cofundador del hospital San Antonio, creador del colegio Guárico en 1931, el cual se conoce ahora con el nombre de Ramón Buenahora.

A las afueras de esa vivienda, está una placa como recordatorio de que allí vivió este destacado médico que tantos aportes valiosos hizo por el Orituco.

En la actualidad esas dos casas están unidas internamente luego de remodelaciones, pero a fines históricos el cronista López Garces considera que debe identificarse como dos viviendas y que es un error que se les llame Palacio Municipal o Palacio de los Arévalo, aunque si deja claro que la vivienda construida por Nicolas de Cerpa y que fue adquirida por gobierno ha tenido varios nombres a lo largo de la historia, entre ellos Casa de la Jefatura Civil, Casa del Concejo y ahora sede de la alcaldía.

Esas enormes viviendas construidas con ladillos, techos de caña amarga y teja, con una joya arquitectónica, muestra de la vigorosa economía de esta tierra en el siglo XIX, por esa razón debe ser celosamente preservadas.

@amandasaldivia

Written by:

1.425 Posts

View All Posts
Follow Me :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: