El Poder del Conocimiento: Dr. Gustavo Rísquez, gracitano admirado en Maracaibo

El Poder del Conocimiento: Dr. Gustavo Rísquez, gracitano admirado en Maracaibo

Amanda Saldivia.-

En la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, es recordado con especial admiración un médico que nació en Altagracia de Orituco. Fue tan significativa la labor que realizó, que, en esa ciudad del occidente venezolano hay una avenida lleva su nombre. También una plaza y una escuela están distinguida con el epónimo de tan destacado gracitano.

Se trata del Dr. Gustavo Rísquez Rachadell, quien nació en nuestro terruño el 29 de agosto de 1901. Después se trasladó a Caracas, donde realizó estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela y se especializó en otorrinolaringología.

Rísquez prosiguió los estudios en Paris y Viena. Su tesis, en el año 1926, se tituló Estudio clínico y terapéutico de las pleuritis purulentas. Igualmente hizo otras investigaciones, entre ellas caso de laberintitis sifilítica y otitis medias crónicas en 1929, Hidrorrea nasal en 1930 y un caso de parálisis laríngea en 1936.

Es recordado por la labor como médico en la Casa de Beneficencia y en el emblemático hospital Chiquinquirá. La historia es contada por el portal Noticia al Día de Maracaibo, como parte del recorrido por los sitios emblemáticos de la ciudad.

Ahí se lee que la plaza Gustavo Rísquez está ubicada en 5 de julio, que la estructura fue construida por el Rotary Club de Maracaibo y sus amigos, para “consagrar un homenaje de afecto y de justicia en el año 1947, a quien es considerado uno de los doctores más reconocidos y caritativos de la ciudad de Maracaibo”.

Esa plaza y la colocación del busto en honor al doctor Rísquez se realizó seis años después de su fallecimiento, el cual se produjo trágicamente el 8 de julio de 1941, cuando recibió impactos de bala de forma accidental.

Ese hecho marcó a los habitantes de Maracaibo y por esa razón su nombre sigue presente, por ser recordado como una de los médicos más reconocidos y caritativos de esa ciudad. Así que cuando vayan a Maracaibo, pasen por la plaza Dr. Gustavo Rísquez, para que aprecien el bellísimo homenaje a su memoria, ya que el busto del doctor está acompañado por las esculturas de dos mujeres.

Una simboliza a Higía, que en antiguo griego es salud y la otra una mamá con su hijo, para representar la labor del doctor por el cuidado de las madres en el hospital Chiquinquirá.

Qué orgullo que es enterarse de que un gracitano dejó tan importante huella en la tierra del sol amada y nuestro gentilicio en alto.

@amandasaldivia

Fotos: cortesía

Written by:

1.553 Posts

View All Posts
Follow Me :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: